Movilidad, la base de la productividad

Cuando hablamos acerca de movilidad, normalmente tendemos en enfocarnos en los dispositivos que nos permiten trabajar remotamente, tales como smartphones, tabletas o laptops.

Sin embargo, para ser realmente móvil, necesitamos pensar más allá del dispositivo. Necesitamos enfocarnos en el concepto de movilidad de datos –la propiedad intelectual de los negocios-.

La movilidad es la experiencia de ser productivo en cualquier dispositivo, a través del uso de aplicaciones y acceso seguro a los datos. No es sólo cambiar de un equipo de escritorio a un dispositivo móvil.

Para que la movilidad sea realmente efectiva, la productividad tiene que estar en el centro de lo que es importante.

Beneficios de la movilidad

Los beneficios de la movilidad pueden ser medidos de muchas formas, como los posibles aumentos de productividad se pueden realizar a nivel personal o de negocios. Desde un punto de vista personal, los empleados son empoderados con la libertad de elegir. Ellos pueden decidir cuándo, cómo y dónde trabajan, en base a qué les haga sentirse más productivos, lo cual puede también mejorar el balance entre su trabajo y vida diaria.

Sin embargo, una organización puede lograr beneficios de negocio a través de la productividad como resultado de una fuerza de trabajo móvil. Te comparto unas ideas:

 Emplea a los mejores

El departamento de Recursos Humanos puede contratar a la mejor opción en el puesto requerido, sin importar  dónde se encuentre. Expandiendo la búsqueda nacional o globalmente.

Minimiza el riesgo de seguridad

Con aplicaciones y escritorios virtuales, el equipo de TI puede proveer herramientas a los empleados para que sean productivos y mantengan la información segura, ya sea accediendo dentro de la empresa, o en cualquier lugar. – Sin problemas de compatibilidad con ningún dispositivo.

Incrementa productividad y fidelidad

Los empleados sienten los beneficios de un trabajo flexible, donde pueden conectarse desde donde sea, en cualquier momento. Esto les permite integrar el trabajo a su vida cotidiana, sin que uno absorba al otro.

Mejora la colaboración en grupos de trabajo

El acceso a la tecnología que permita reuniones virtuales, desde cualquier lugar, entre los colaboradores, hace que su ubicación no sea ningún problema.

Ahorro de costos

Se puede reducir el costo de instalaciones y gestionar mejor el espacio a medida que más empleados tienen la posibilidad de trabajar fuera de la oficina, u optimizar los recursos, promoviendo la utilización de asientos sin asignar.

Lo importante en todo esto, para que la organización pueda experimentar verdaderamente los beneficios de un puesto de trabajo móvil o digital, los empleados y gerentes tienen que adaptarse a una nueva forma de trabajar.

Ya es obsoleta la percepción que la primera persona en llegar y la última en irse es la más productiva.

Es necesario que los directivos cambien su modelo de gestión, enfocando nuevas formas de maximizar el aprovechamiento de sus empleados, no basado en cuantas horas pasa frente a un escritorio, si no cuan productivo puede resultarle, haciendo su trabajo en donde sea.